To Be Solutions | Tiendas online Zaragoza

Emplaçament publicitari / Emplazamiento publicitario

RSS

Entrevista con José Manuel Echevarría, autor de ‘¿Alerta pandémica?’

José Manuel Echevarría es un virólogo, microbiólogo, doctor en Farmacia y escritor madrileño. En ¿Alerta pandémica? (Meteora) aúna todas sus facetas para crear un thriller científico que se adentra en las entrañas de la crisis sanitaria de la gripe A. Mediante la ficción, Echevarría propone una trama donde se enlaza la ambición de una empresa farmacéutica, la corrupción de determinados representantes de la OMS y toda una serie de daños colaterales. Un historia que nos permite fantasear con las lagunas que dejó la declaración de alerta pandémica que puso en jaque a todo el planeta.

 

El virólogo madrileño se adentra en la crisis de la gripe A

“Si no se cambian las normas, en el futuro podría repetirse otra alerta pandémica como la de la gripe A”

 

 

Manel Haro. Barcelona

¿Cómo definiría su novela?

No es una investigación periodística ni una obra de denuncia sobre un hecho real, esto debe quedar muy claro. Es sólo un relato de ficción, con personajes de ficción, inspirado en acontecimientos reales, pero que no pretende en absoluto describir hechos. Pienso que esto queda claramente dicho en la nota del autor, al final de la novela, así como queda dicho ahí lo esencial de mis puntos de vista sobre la alerta pandémica que se declaró en 2009. En realidad, las pretensiones últimas de esta novela son mucho más amplias que eso, y hay que buscarlas en su prólogo.

La novela apunta a que la OSI (institución que en la ficción se asemeja a la OMS) cambió las normas para poder declarar la alerta pandémica. ¿Se han vuelto a cambiar a como estaban antes?

Es cierto que las normas se cambiaron, de hecho se llevaba tiempo trabajando en esos cambios antes de la declaración de la alerta, concretamente desde poco después de que, años atrás, se produjese la alarma de la gripe aviar. Esos cambios continúan vigentes, y la situación podría repetirse exactamente igual en el futuro si se mantienen.

¿Es cierto que especialistas españoles recomendaron al Ministerio de Sanidad desoír a la OMS?

En absoluto, salvo en lo que tocó a algunas recomendaciones concretas. El Ministerio de Sanidad español no siguió, por ejemplo, la recomendación de administrar antivirales con fines preventivos a los contactos sanos de los enfermos infectados por el virus gripal pandémico, cuestión que la OMS planteó a los estados miembros en las primeras semanas. Más tarde, tampoco siguió la sugerencia de vacunar masivamente a los niños y a los adultos jóvenes, como se hizo en otros países, sino que limitó la vacunación a las personas en riesgo de desarrollar complicaciones graves, las mujeres gestantes, los trabajadores socio-sanitarios, y el personal de los servicios públicos esenciales. Se basó para todo ello en los informes emitidos por comités locales de expertos formados al efecto, pienso que fue una actuación ejemplar.

Importante es saberlo…

Conviene saber, no obstante, dos cosas al respecto de la campaña de vacunación antigripal de 2009. La primera, que comenzó, en realidad, cuando la curva epidémica ya se hallaba en franco descenso, según mostraron meses después los datos recogidos por el Centro Nacional de Epidemiología. La segunda, que la cobertura real alcanzada no llegó al 20% de la población diana. Quiero decir con esto que su influencia real sobre el curso de la epidemia en España hubo de ser, necesariamente, muy limitada.

¿Los eurodiputados españoles se expresaban de forma contraria a cómo lo hacía el Ministerio de Sanidad en España?

Yo leí en su día en un periódico digital de acceso libre en Internet declaraciones muy críticas con la actuación de la OMS atribuidas a dos eurodiputados españoles. No puedo, obviamente, garantizar que las hiciesen. Quizá puedan ustedes, los periodistas, indagar mejor en ello.

¿Cuántos muertos causó la gripe A y cuántos causa normalmente la gripe estacional?

Esta es una pregunta que sólo puede responderse con órdenes de magnitud y sobre la base de estimaciones. Digamos, pues, que la gripe estacional causa anualmente muertes en el orden de magnitud de los cientos de miles, y que los datos indican que la gripe A sólo lo hizo en el orden de las decenas de miles en la temporada 2009-2010. Es decir, unas diez veces menos. El representante que la OMS envió al Consejo de Europa lo reconoció así en la audiencia que se produjo a principios de ese último año, aunque luego lo acompañase con unos comentarios un tanto difíciles de comprender.

¿Llegó a haber una investigación seria sobre lo que ocurrió?

Es un hecho que el doctor Albert Osterhaus, experto en gripe y asesor del gobierno holandés para la pandemia, fue investigado oficialmente por el parlamento de su país por actuar bajo un presunto conflicto de intereses debido a sus relaciones con la industria farmacéutica. Esto sucedió en el otoño de 2009, y su posterior cese como asesor gubernamental fue recogido por los medios de comunicación, aunque no con mucho eco. De hecho, una colega con quien compartí un almuerzo hace unos días, y que estuvo muy involucrada en el estudio del problema en su día, ignoraba que esto hubiese sucedido.

Creo que la mayoría lo ignorábamos…

También es un hecho que el doctor Keiji Fukuda fue escuchado por el Consejo de Europa, a petición de ese organismo y en Enero de 2010, representando la OMS en el contexto de una investigación oficial promovida por su Asamblea Parlamentaria. La iniciativa partió de la Comisión de Sanidad de la Asamblea, presidida entonces por el alemán Wolfgang Wodarg, que aprobó por unanimidad solicitar del Consejo una investigación urgente. El motivo aducido fue la sospecha de que los expertos de la OMS, o algunos de ellos, pudiesen haber actuado bajo la influencia de un conflicto de intereses similar al que se había planteado antes en Holanda con Osterhaus. Los medios se hicieron también eco de las palabras de Fukuda en su audiencia, esta vez con mayor énfasis.

¿Fue exagerada la declaración de alerta pandémica?

Eso es opinable. Yo pienso que fue desacertada, pero otros no estarán de acuerdo, y esas opiniones son para mí muy respetables aunque yo no las comparta.

Entonces, no procedería hablar de responsabilidad penal…

Buscar responsabilidades penales supondría plantear no sólo que se hicieron las cosas mal, sino también que se hicieron mal consciente e intencionadamente. Ni eso se ha demostrado jamás, ni yo planteo en absoluto que haya sucedido.

¿Cómo se llegó a recomendar no viajar a México si no estábamos ante una amenaza real?

La recomendación se basó en lo que establecen los documentos vigentes sobre actuación en caso de alerta epidémica de gripe, y fue formalmente correcta. Otra cosa es juzgar si lo que dicen esos documentos es o no acertado en todos sus puntos.

¿Se ha calculado el capital que movió en el mundo la alerta pandémica?

No creo que nadie lo haya hecho seriamente, al menos yo no lo sé. Sí hay cifras en cuanto a gasto público en adquisición de antivirales y de vacunas por parte de los gobiernos con motivo de la alerta, que se cifran en miles de millones de dólares. También puede rastrearse la evolución de las cifras anuales de ventas de algunos de los antivirales activos frente al virus de la gripe en los años anteriores y posteriores a las alertas de la gripe aviar y de la gripe A nueva, esto puede hacerlo cualquiera que se maneje un poco en Internet.

¿Puede explicarnos en qué consiste el modelo matemático de análisis?

En relación con la situación concreta, y ficticia, que se describe en la novela, consiste en construir mediante ordenador modelos estructurales de dos proteínas muy similares, que sólo difieren en unos determinados aminoácidos en su secuencia, y en usar algoritmos matemáticos para predecir si los anticuerpos generados por el sistema inmunológico frente a una de ellas reconocerán o no eficazmente a la otra. De esa manera, se pretende predecir si quienes se infectaron anteriormente por un virus que porta la primera proteína estarán o no protegidos frente a otro que porte la segunda sin necesidad de acudir a la experimentación. Se trata de un ejercicio potencialmente útil, pero la cuestión reside en el grado de fiabilidad de la predicción que genera, que dependerá de hasta qué punto son correctos los modelos estructurales utilizados y el algoritmo que explora su interacción con los anticuerpos.

En la novela apunta a que una empresa farmacéutica se lucró, ya no solo con la alarma, sino que incluso pudo tener algo que ver con la manipulación genética de un virus. Para que quede claro, eso es pura ficción, ¿no?

¡Total y absolutamente en la ficción, por favor! Un novelista ha de acudir de vez en cuando a estos recursos digamos… extremos para montar una trama que capte el interés y la atención del lector. Me pregunto qué hubiese sido de Mr Hide sin la “pócima” del doctor Jekyll…

¿Tenía la alerta por la gripe A conexiones con la alerta de la gripe aviar?

No, ninguna conexión directa. Sin embargo, la gripe aviar motivó en su día la revisión de los criterios que regulan la declaración de una pandemia de gripe; y sin esa revisión, no se hubiese declarado jamás una pandemia de gripe por un virus gripal tipo A de subtipo H1 en el año 2009. En ese sentido, sí puede decirse que existió una cierta conexión indirecta.

¿Fueron los medios de comunicación culpables del alarmismo o víctimas de la alerta?

A mi juicio, no fueron culpables, por más que no pueda negarse una clara tendencia general en los medios a exagerar las cosas en estas situaciones. Pienso que, en este caso, bastó sólo con recoger textualmente lo que algunos expertos declaraban para generar el estado de alarma social que se vivió durante aquéllos meses. Por lo demás, me cuesta mucho pensar en “el cuarto poder” como víctima de nada…

¿Por qué los medios de comunicación no investigaron más a fondo el escándalo que supuso la alerta?

Yo coincido en apreciar que esas iniciativas de investigación, una de ellas saldada con una dimisión -o con un cese, no lo tengo claro esto- de un técnico europeo de primera fila, tuvieron menos repercusión en los medios de lo que cabría esperar. Quizá se juzgó que no convenía lesionar la imagen de un organismo internacional tan importante como la OMS, no lo sé. Sin duda son ustedes, los profesionales de la comunicación, quienes pueden responder a esta pregunta mucho mejor de lo que yo pueda hacerlo.

 

__________

NUESTRA RESEÑA

Clicka para acceder



Emplaçament publicitari / Emplazamiento publicitario

Comenta!


2 + cinco =




Emplaçament publicitari / Emplazamiento publicitario

Emplaçament publicitari / Emplazamiento publicitario